La terapia de aceptación y compromiso (ACT, por sus siglas en inglés) es un enfoque psicológico basado en la psicología conductual y la terapia cognitivo-conductual. El objetivo de ACT es ayudar a las personas a aceptar las experiencias difíciles, sean emociones, pensamientos o sensaciones físicas, y tomar acción comprometida en dirección a los valores y metas personales. La terapia se centra en el presente y el futuro, en lugar de en el pasado, y utiliza técnicas como la meditación, la atención plena y el diálogo terapéutico para ayudar a las personas a aceptar y liberar su sufrimiento psicológico. La ACT se ha utilizado para tratar una variedad de problemas psicológicos, como la ansiedad, la depresión, la adicción y el trastorno de estrés postraumático.

¿Cómo funciona la terapia de aceptación y compromiso?

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) funciona mediante la ayuda a las personas a aceptar y liberar su sufrimiento psicológico, y tomar acción comprometida en dirección a los valores y metas personales. Los terapeutas que utilizan ACT ayudan a las personas a identificar y entender los patrones de evitación y sufrimiento, y a aprender estrategias para aceptar esas experiencias en lugar de luchar contra ellas.


ACT utiliza técnicas como la meditación, la atención plena y el diálogo terapéutico para ayudar a las personas a aceptar sus pensamientos y sentimientos, en lugar de tratar de evitarlos o cambiarlos. También se enseña a las personas a enfocarse en el presente y el futuro, en lugar de en el pasado, y a tomar acción en dirección a sus valores y metas personales.

La terapia ACT se basa en la idea de que el sufrimiento psicológico es una parte normal de la vida humana, y que tratar de evitarlo o cambiarlo a menudo causa más sufrimiento. En lugar de eso, ACT se enfoca en ayudar a las personas a aceptar ese sufrimiento y liberarlo, para que puedan tomar acción en dirección a sus valores y metas personales.


ACT se ha utilizado para tratar una variedad de problemas psicológicos, como la ansiedad, la depresión, la adicción y el trastorno de estrés postraumático, y ha demostrado ser efectiva en la reducción de síntomas y mejorar la calidad de vida.

¿Cómo se hace esta terapia?

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) se lleva a cabo en sesiones regulares con un psicólogo o terapeuta capacitado en el enfoque. El proceso suele incluir los siguientes pasos:

La terapia ACT puede ser realizada en una variedad de formatos, como individuales, grupales o en línea. El número de sesiones necesarias varía según la persona y el problema específico. Sin embargo, en general, se recomienda un mínimo de 6-12 sesiones para obtener resultados significativos.

¿Qué duración tiene? ¿Cuándo se notan las mejoras?

La duración de la terapia de aceptación y compromiso (ACT) varía según la persona y el problema específico que se esté tratando. En general, se recomienda un mínimo de 6 a 12 sesiones para obtener resultados significativos. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar más sesiones dependiendo de la complejidad de sus problemas.


En cuanto a cuándo se notan las mejoras, algunas personas pueden notar una reducción en sus síntomas y un aumento en su calidad de vida desde el principio del tratamiento. Sin embargo, para otros puede ser necesario más tiempo. La terapia ACT se enfoca en el cambio a largo plazo, no en resolver problemas de forma rápida y temporal. Por lo tanto, las mejoras pueden ser notadas a medida que se trabaja en el proceso.


Es importante recordar que el proceso terapéutico no siempre es lineal, puede haber momentos en los que se vuelve a experimentar los mismos síntomas o sentimientos. Sin embargo, con el tiempo, las personas aprenden a aceptar y liberar esos sentimientos y seguir adelante con su vida.

Alternativas a la terapia de aceptación y compromiso

Hay varias alternativas a la terapia de aceptación y compromiso (ACT) para tratar problemas psicológicos, algunas de las cuales son:

Es importante tener en cuenta que cada persona es única y puede responder de manera diferente a diferentes enfoques terapéuticos. Es recomendable hablar con un profesional de la salud mental para determinar cuál es el enfoque más adecuado para cada individuo.

¿Qué tan efectivo es?

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) ha demostrado ser efectiva en la reducción de síntomas y mejorar la calidad de vida en una variedad de problemas psicológicos.


Los estudios han encontrado que ACT es eficaz en el tratamiento de trastornos de ansiedad, como el trastorno de pánico, la fobia social y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). También ha sido eficaz en el tratamiento de trastornos de depresión, trastorno de estrés postraumático (TEPT) y en la reducción del uso de sustancias.


ACT también ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de dolores crónicos y enfermedades médicas crónicas, como la fibromialgia, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la diabetes. Sin embargo, es importante recordar que la efectividad de cualquier enfoque terapéutico puede variar según la persona y el problema específico. Por lo tanto, es importante hablar con un profesional de la salud mental para determinar si ACT es adecuado para usted y evaluar regularmente los resultados con su terapeuta.

10 beneficios de la terapia de aceptación y compromiso

5 inconvenientes de terapia de aceptación y compromiso (ACT)

¿Cuándo usar esta ACT?

¿Por qué usar esta terapia?

En Mis psicólogos, contamos con un equipo altamente capacitado de psicólogos que ofrecen una amplia variedad de terapias, incluyendo la terapia de aceptación y compromiso (ACT), para ayudar a nuestros clientes a alcanzar su bienestar emocional y mejorar su calidad de vida. ¡Agenda tu cita hoy y comienza tu camino hacia el cambio positivo!»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *